<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Roboto:400,400italic,300,300italic,700,700italic" rel="stylesheet" type="text/css"/>
24
Mié, Jul
Nuevo Articulo

Presentado el proyecto que refuerza la seguridad vial en Pliego con una nueva rotonda.

Tipografía
  • Mas pequeño Pequeño Medio Grande Super Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

La Comunidad apuesta por reforzar la seguridad vial en las carreteras y accesos a poblacionales. En concreto, destina más de 400.000 euros a la construcción de una nueva rotonda en la confluencia de la travesía regional que une los municipios de Alhama de Murcia y Pliego (RM-515) con dos calles de Pliego, la avenida de Alhama y Picos de Europa, principales arterias de comunicación con el centro urbano de la localidad.

El consejero de Fomento e Infraestructuras, José Ramón Díez de Revenga, junto con el alcalde de Pliego, Antonio Huéscar, presentó hoy el proyecto de construcción de esta nueva intersección y destacó la relevancia de esta obra “por tratarse de un nudo de gran afluencia de tráfico, dada su proximidad al Instituto Federico Balart, al pabellón deportivo y al camping municipal, así como al nuevo colegio que se está construyendo en las inmediaciones por donde circulan más de 12.000 vehículos al año”.

Señaló que con esta actuación, enmarcada en la estrategia ‘Más Cerca’ y que ya se encuentra en fase de licitación, “se solventarán los problemas de continuos atascos que se generan en horas puntuales y dará mayor fluidez y visibilidad en la conducción, con lo que damos respuesta a una reivindicación ciudadana”.

“No solo se reforzará la seguridad vial en la zona y se reducirá la velocidad a la entrada de la población, sino que, además, permitirá mejorar la accesibilidad peatonal”, manifestó el consejero, quien destacó que “invertir en carreteras es invertir en sostenibilidad, en desarrollo y en el bienestar del ciudadano”.

La nueva rotonda de Pliego tendrá un diámetro interior 26 metros y exterior de 44 metros, con dos carriles de 4 metros. La obra incluye la urbanización del entorno con la construcción de aceras y pasos peatonales, nueva iluminación, así como, la renovación de la señalización y balizamiento para reforzar aún más la seguridad vial y la regulación del tráfico, principalmente en el área escolar y deportiva.