<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Roboto:400,400italic,300,300italic,700,700italic" rel="stylesheet" type="text/css"/>
20
Jue, Jun
6 Nuevo Articulo

La Guardia Civil desmantela una organización criminal especializada en estafas vacacionales.

Tipografía
  • Mas pequeño Pequeño Medio Grande Super Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

Agentes de la Guardia Civil, en el marco de la operación “Rent scam” han logrado desmantelar una organización criminal compuesta por 42 personas y especializa en estafas informáticas relacionadas con alojamientos vacacionales.

Hasta el momento la Guardia Civil se ha procedido a la detención de 29 personas y a la investigación de otras 13 más y se ha logrado esclarecer más de 128 estafas por todo el territorio nacional, destacando el esclarecimiento de los mismos en la provincia de Madrid. Las detenciones se llevaron a cabo y de manera simultánea en las provincias de Madrid, Toledo, Ciudad Real, Pontevedra, A Coruña, Valencia, Alicante, Castellón, Ibiza, Bilbao, Santander, Huelva, Cádiz, Málaga, Granada, Murcia, Barcelona y Tarragona.

La operación se inició el pasado mes de septiembre, cuando la Guardia Civil detectó un incremento de denuncias relacionadas con estafas vacacionales en varias plataformas especializadas y páginas web.

Con la información aportada por las víctimas se realizó un estudio exhaustivo de las páginas donde se ofertaban los alojamientos, comprobando como los responsables insertaban anuncios en plataformas y páginas legales en los que ofrecían alojamientos a un precio inferior al del mercado para captar la atención de las víctimas y posteriormente cobrarles el dinero por adelantado.

Continuando con las investigaciones, los agentes pudieron comprobar la existencia de una compleja organización criminal que se dividía a su vez en subgrupos y que operaba en todo el territorio nacional, llegando a localizar y relacionarles con más de un centenar hechos delictivos.

El entramado actuaba en grupos diferentes y eran liderados por un hombre con un amplio historial delictivo por estafas informáticas que les dirigía desde un Centro Penitenciario donde se encontraba interno.

Anuncios falsos en páginas web

Para cometer las estafas, una parte de la organización se desplaza a lugares donde existiesen inmuebles atractivos, obteniendo fotografías de ellos para posteriormente ser utilizadas por otro subgrupo, que era el encargado de insertar los anuncios.

Otra de las células era la encargada de captar documentación falsa para realizar la apertura de cuentas bancarias donde iba a parar el dinero de las estafas, así como correos electrónicos y las líneas de teléfono que se asociaban a los anuncios. Por último se encontraba la red de “mulas” encargadas de transferir el dinero producto del delito entre otras cuentas bancarias y así dificultar el rastro del dinero, así mismo otra cédula se encargaba de hacer extracciones del dinero en cajeros automáticos.

No se descarta que el número de víctimas pudiese ser muy superior.

Por tal motivo, los agentes procedieron a la detención de 29 personas y a la investigación de otras 13 más. Los 42 miembros de la organización son 12 mujeres y 30 hombres, la gran mayoría con antecedentes policiales por hechos similares. A todos ellos se les imputan delitos de estafa informática, integración en organización criminal, usurpación de identidad y blanqueo de capitales.

Cabe destacar, que en una de los registros efectuados en la vivienda vinculada a la dirección de la organización, los agentes intervinieron numerosos ordenadores, dispositivos electrónicos y documentación que está siendo actualmente analizada. Así mismo, se ha procedido al bloqueo de más de 75 cuentas bancarias que la organización utilizaba para la actividad delictiva.

La investigación ha sido coordinada por los Órganos Judiciales y Fiscales del caso y la han desarrollado el Equipo de Delitos Informáticos y Telemáticos (EDITE) de la Unidad Orgánica de Policía Judicial y los Equipos @, dependientes todos de la Comandancia de la Guardia Civil de Madrid.

Fuente: Guardiacivil