<link href="https://fonts.googleapis.com/css?family=Roboto:400,400italic,300,300italic,700,700italic" rel="stylesheet" type="text/css"/>
22
Jue, Feb
4 Nuevo Articulo

Salud advierte del riesgo que conlleva abusar del alcohol en las celebraciones de Navidad

Tipografía
  • Mas pequeño Pequeño Medio Grande Super Grande
  • Default Helvetica Segoe Georgia Times

 

Los excesos y los descuidos en la alimentación pueden tener una importante repercusión en la salud, ya que afectan al incremento de los niveles de colesterol, de la tensión y del peso

La ingesta de alcohol aumenta las probabilidades en un futuro de padecer cáncer, hipertensión arterial y enfermedades hepáticas, entre otras patologías. Por ello, la Consejería de Salud advierte de los graves riesgos que conlleva el abuso del consumo de bebidas alcohólicas, que puede suceder en las celebraciones navideñas.

Estas fiestas llevan aparejadas un incremento del consumo del alcohol que supone someterse a un riesgo. Por ello, “debemos evitar normalizar su consumo ante los menores dando ejemplo con un consumo moderado y razonable”, explicó el director general de Salud Pública y Adicciones, José Jesús Guillén, quien recordó que “lo más saludable es no consumir nada de alcohol”.

El consumo de bebidas alcohólicas está muy arraigado en la cultura española y está estrechamente relacionado con las tradiciones de las fiestas. Sin embargo, “es importante ser consciente de los peligros que supone para la salud, especialmente durante la conducción, la lactancia, el embarazo, los trabajos que requieren de precisión, para los menores de edad y cuando se mezclan con medicamentos”, indicó Guillén.

Aunque no hay un criterio único válido para todo el mundo, el daño relacionado con el consumo de alcohol depende de la edad, el sexo, el estado de salud y otras circunstancias. Una medida se encuentra en que el límite máximo de consumo diario se fija en 10 gramos de alcohol, que equivale a dos copas de vino o dos cervezas para una mujer, y el doble para los hombres.

Además, durante estas fechas, las comidas suelen ser más elaboradas, con abundantes salsas e ingredientes ricos en grasas, por lo que el director general insistió en que “los excesos y los descuidos en la alimentación pueden tener una importante repercusión en la salud, ya que afectan al incremento de los niveles de colesterol, de la tensión y del peso”.

Por tanto, para evitar terminar el año con saturación de alimentos y bebidas y enfrentarse en enero a dietas que lo compensen, es oportuno guiarse por la moderación a la hora de comer y beber en estas jornadas.

Prevención

Desde la Consejería de Salud se apuesta por la prevención en esta materia a través de iniciativas como el programa ‘Argos-Familia’, orientado a ayudar a los padres a proteger a sus hijos menores frente a las drogas y el alcohol, con el apoyo de Pediatría de Atención Primaria, entidades locales y oficinas de farmacia.

También cuenta con el proyecto ‘Argos-Comunitario-Educativo’, que se desarrolla en coordinación con la Consejería de Educación, los ayuntamientos y los centros de salud, y se basa en el desarrollo de materiales educativos para la prevención de las drogas y el alcohol.

‘Nacer y crecer sin OH’ se encarga de dar a conocer a las mujeres embarazadas y en lactancia los riesgos de las bebidas alcohólicas y otras drogas en el presente y futuro de sus hijos, mediante la detección de los consumos como factores medioambientales y el seguimiento de los niños afectados.